ANALISTAS SIMBOLICOS, PERFILES Y NUEVAS TECNOLOGIAS

El proceso de convertirnos en humanos comenzó partiendo piedras para convertirlas en hachas. Luego la evolución continuo operando sobre la naturaleza, manipulando y transformando la realidad, con cerebros adaptándose y analizando con una lógica, que llegando al momento de nuevos desafíos en el desarrollo de las lógicas, en las manera de hacer las cosas (industria 4.0) y de ver el futuro (IA).

Con el mundo digital aparecieron, nuevos trabajos y nuevas lógicas. Nuevos perfiles de trabajo nuevos, puestos, nuevas competencias requeridas etc.

Robert Reich, los años 90, Ministro de Trabajo norteamericano frente a la realidad que encaraba la sociedad, plantea que el concepto de ANALISTAS SIMBOLICOS. Estas son las personas que ven ya no los objetos sino  identificando y resolviendo problemas valiéndose de símbolos sobre los que pueden ordenar, clasificar, reconfigurar, multiplicar. Operan, trabajan sobre una realidad simbólica.

Tomemos el caso del Big Data. La Empresa Oracle, dicen en sus definiciones “el big data está formado por conjuntos de datos de mayor tamaño y más complejos, especialmente procedentes de nuevas fuentes de datos. Estos conjuntos de datos son tan voluminosos que el software de procesamiento de datos convencional sencillamente no puede gestionarlos. Sin embargo, estos volúmenes masivos de datos pueden utilizarse para abordar problemas empresariales que antes no hubiera sido posible solucionar (sic)”

 El manejo de grandes volúmenes de datos requieren: manejo de gran volumen, velocidad, variedad, valor y veracidad. Y no alcanza con saber lógica binaria o analizar o utilizar los criterios de verdadero o falso, 1 y 0 dejan de ser absolutos. Esto requiere de los profesionales IT nuevos conocimientos y nuevas formas de pensar.

Scott Hartley, científico de Universidad de Stanford quien plantea que , no son los expertos en tecnología. quienes desempeñan los roles clave en el desarrollo de las nuevas ideas de negocios más creativas y exitosas. A menudo son quienes entienden los problemas de la vida que necesitan solución y ofrecen los mejores enfoques para hacerlo. Son ellos quienes aportan contexto al código, y de la ética a los algoritmos. También aportan las habilidades de gestión y comunicación, las habilidades blandas que son tan vitales para estimular el crecimiento. Entonces encara una falsa dicotomía techie/fuzzy (tomando el termino de la lógica difusa)

En la Argentina, la CESSI (Cámara de empresas de desarrollos de Software, ha definido los perfiles de los profesionales del Sector adicionando competencias soft, necesarias hoy para comprender y operar sobre aplicaciones y desarrollos. Igual que los usuarios finales  requieren para la instalación y usabilidad de todos sus requerimientos IT, las competencias necesarias para comprender tanto el mundo interno de la Empresa como del contexto en que operan.